«No Sé Quién Soy» – ¿Para qué Necesito Saberlo?

Afirmar «no sé quién soy» es el reconocimiento más honesto y profundo que existe…

Lo primero que debes saber es que no eres la única persona que lo piensa y lo más importante es que no hay nada malo en hacerlo.

Llega un momento en la vida donde pueden surgir este tipo de «cuestiones existenciales». ¿Quiénes somos? ¿Qué hacemos aquí?

Hemos invertido mucho tiempo en definir nuestra personalidad: soy nervioso, soy feo, soy guapo, soy abogado, soy alto, bajo, antipático, simpático, rubio, moreno, deportista, empresario, y un largo etc. Soy, soy, soy…

Todas esas definiciones las encontramos en series de televisión, en personajes famosos, en amigos, en familiares y en personas que pasan por nuestra vida. Buscamos definición de nuestro «yo soy» en todo momento.

Si te fijas, cuando alguien te pregunta ¿quién eres? siempre respondes con una historia aprendida que has ido fabricando en tu memoria. Sueles responder con tu nombre y dices a lo que te dedicas. Respondes con mogollón de rasgos con los que has definido tu personalidad.

Pero llega un momento en la vida en el que todo se tambalea, y lo que realmente creías ser, ya no lo tienes tan claro…

Y ahora no entiendes nada…

En psicología «no saber quién eres» (en algunos casos) se le llama trastorno de despersonalización. Al final sigue siendo una nueva etiqueta que ahora define tu personalidad como alguien trastornado que no debería de ser así.

Me gustaría llevar este tema a un nivel mucho más profundo… ¿te vienes conmigo?

¿Quién soy Yo Realmente?

Meditando en la playa

Cuando alguien se formula esta pregunta es porque todo lo que creía ser, ahora lo pone en duda y lo cuestiona. Ahora fíjate ¿quién lo cuestiona?

Te encuentras frente a la pregunta filosófica más profunda  que ha existido siempre.

Antes de que continúes leyendo debes saber algo.

Todas estas palabras no van a decirte quien eres porque lo que buscas está más allá de las palabras. Sin embargo pueden apuntar hacia un espacio que todavía no conoces…

Ahora, lo más importante NO es saber quién eres sino descubrir lo que sientes por no saberlo.

Seguramente no saber quién eres te hace sentir mal. Y la sociedad te dice qué tienes que saberlo porque si no lo sabes serás alguien sin personalidad. Y eso parece ser algo malo a día de hoy ¿verdad?

Esa sensación te lleva a buscar respuestas una y otra vez. Yo lo hice durante muchos años…

Mi ansiedad por encontrar una definición a mi personalidad e intentar encontrar respuestas a todas mis preguntas hacía que siempre estuviera dando vueltas en un círculo.

¿Sabes por qué? porque detrás de una respuesta siempre surge una nueva pregunta.

Hablemos de Personalidad

No voy a hablarte de psicología.

Veo a la personalidad como si de una máscara se tratase.

Cuando nacemos llegamos al mundo en unidad con todo lo que existe. No hay una entidad separada sino que todo es la misma experiencia sin un juicio mental. Es por eso que cuando crecemos echamos de menos esa sensación (la de volver a ser niño).

Según vamos creciendo nuestra personalidad se va forjando (posiblemente a partir de los 6 años de edad aprox.)…

Utilizamos el tiempo para ello y almacenamos experiencias pasadas y expectativas futuras olvidándonos cada vez más del momento presente que es lo único que existe.

El resultado de nuestra personalidad está construida de pensamientos que aportan sensación de identidad (todas las personalidades están construidas en un tiempo lineal).

Existen múltiples personalidades. Imagina 7 millones de personas en el mundo entero con diferentes configuraciones mentales.

Todavía PENSAMOS que podemos ponernos de acuerdo…

Nos relacionamos en el mundo con esta máscara de pensamientos. Es la manera que todo el mundo utiliza para tener la sensación de conocerse a sí mismo. Sin embargo es únicamente una idea. ¿Hasta qué punto nuestras relaciones son reales?

Si todavía sigues leyendo este artículo probablemente todas estas palabras tengan una comprensión más profunda en ti.

En esa comprensión es donde te reconoces y todo tiene sentido. De lo contrario ya hubieras salido «corriendo» fuera de esta página.

Fíjate, hay Algo que si Sabes…

Si echas la vista atrás, estoy seguro que nunca has estado conforme con ninguna definición a tu personalidad. Me atrevería a decir que siempre has buscado que alguien te defina para no enfrentarte a esta tarea.

Tu personalidad NO está definida.

¡Y eso amig@ mio es muy bueno aunque no lo creas!

¿Sabes por qué? porque es cuando puedes ser libre. Alguien que ha definido mucho su personalidad no está abierto a nuevas ideas porque pueden representar una amenaza a su identidad. De esta manera defienden su posición mental «para que no sea atacada».

Sin embargo una personalidad no definida puede estar abierta a un sin fin de posibilidades. Si consigues integrar esto serás libre para siempre y nunca más necesitarás definirte.

Me encantaría saber cómo ves todo esto.

Si quieres puedes escribirme en los comentarios para decirme que estoy loco o que ahora todo tiene más sentido.

Si te gusta este tipo de textos compártelo con tus redes sociales, de esta manera sabré que debo escribir más 😉

Gracias por Leer imagen

8 comentarios en ««No Sé Quién Soy» – ¿Para qué Necesito Saberlo?»

  1. Me he estado haciendo la pregunta de quien soy por mucho tiempo, siento que mi forma de ser es solo un envoltorio y después lo de dentro es totalmente distinto. Tampoco puedo ser totalmente yo con la gente porque quiero ser extrovertida y me apetece caer bien y encontrarme en situaciones que la sociedad define como felices. La cosa es que si fuera yo completamente no me apetecería hablar con nadie, sería oscura y todo triste. Me asusta mucho que esa sea mi personalidad y por ello me esfuerzo por hablar e interaccionar. No digo que lo pase mal estando en sociedad, es más me lo paso muy bien y la gente conmigo pero no soy yo. Cuando miro en mi interior, y espero que solo sea un prejuicio de mi misma, soy aburrida, sosa, y creo que vivir así no tiene sentido tampoco, porque para vivir así mejor no vivo.
    Definitivamente no se como soy en realidad, siento que soy copia de la gente que observo, pero no puedo actuar como actuaría yo, porque como he dicho no se como soy. Estoy muy perdida. Todo esto me lleva a la conclusión de que no soy especial, y me aterra pensar que por ello no voy a dejar huella en nadie y nadie me va a querer tener como amiga, confidente o pareja.

    Responder
    • Hola Laura, entiendo perfectamente como te puedes sentir. ¿Sabes? creo que en realidad la mayoría de personas fingen saber quienes son, pero en realidad lo único que definen son ideas de un personaje que vive imaginariamente en sus cabezas. Mirar hacia dentro puede dar miedo al principio porque parece oscuro pero a medida que vas alumbrando esa oscuridad irás descubriendo lo que NO eres. Si llevas tiempo preguntándote ¿quién eres realmente? es porque quizás ha llegado el momento de que conozcas a un nivel más profundo tu identidad y está más allá de las palabras. No eres una definición y lo que hacemos continuamente es buscar definiciones para sostener nuestra personalidad. Todo esto parece dar miedo pero creo que es un proceso normal y sobre todo natural. Cansa mucho sostener envoltorios como bien dices, disfraces y máscaras pero al final creo que poco a poco se va soltando por el camino. También creo que es necesario perderse para poder encontrarse, así que ánimo y sigue adelante 😉

      Responder
  2. No, no estas loco 😉 una personalidad indefinida es libre y acepta cualquier tipo de teoria pero uno en verdad cree que no sabe Nada pero el destino le ha dejado el poder de saber todo por no ir de listo por la Vida.

    Responder
  3. Siempre he sabido actuar en cada situación y me siento muy orgullosa de mí misma por como lo he echo. Pero por ejemplo, si he actuado de una forma madura, para mi no determina si soy madura o no, si tengo una actitud o virtud que me haga ser inteligente, yo no se si soy inteligente. Nunca descarto ser o no inteligente, pero no lo se, pero tampoco se si soy tonta. Todo esto, obviamente dándole muchas más vueltas, hace que me sienta bastante confundida, porque, ya no es lo de la inteligente, es TODO, por ejemplo, con la amabilidad, me puedo hacer una idea, yo supongo que si lo soy, pero a lo mejor no, porque hay momentos en los que no lo soy, ¿eso hace que deje de ser amable?… Le doy muchas vueltas a todo, lo analizo todo y necesito encontrar una respuesta casi de si o no, si no…. no me siento para nada satisfecha y por lo tanto no me vale, estoy hablando de mi personalidad. Leer este articulo me ha ayudado mucho. He comprendido que el definir tu personalidad esta bien, determina que eres x o z. El no saber cómo c*****s eres no determina que hay algo en ti que este mal… simplemente que estas abierto a muchas posibilidades, que no siempre tienes que ser exigente, amable, agradecido, risueño… etc, todo esto lo entendí en su día e hizo un cambio en mi, dejé de tener una deficiente de cómo soy y eso me agobió y me ha estado agobiando durante mucho tiempo. Muchísimas personas ven algo en mí que hace que quieran ser como yo algo que yo no veo y eso es agobiante. El echo de no verlo a pesar de que los demás lo envidien hacen que la tortura de no poder definirme se agrade… que no es que yo sienta que soy alguien a quien los demás deban seguir, no soy narcisista ni egocéntrica ni nada. Me callo ya, al final lo que te quiero decir tampoco es que lo estructure de una forma correcta. Pero bueno olvídalo tampoco es necesario que me contestes. Desde el punto de la Tierra donde estoy yo hasta el que estés tu te mando un beso y abrazo a ti y a tu idea de haber escrito esto. Durante un momento me siento relajada e identificada, que de esto ultimo trata el definir tu personalidad ¿no?. Un beso y larga vida

    Responder
    • Hola Moili, que gran comentario 🙂

      Todo son posibilidades jejeje. Entiendo perfectamente lo que dices y compartes, forma parte del entramado de la personalidad. Creo que lo autentico es poder ver todo esto, admitirlo y compartirlo. Observar lo que ocurre dentro de nuestra mente hace tener un angulo más grande de visión. No es que sea mejor o peor sino que no te limitas a ser una cosa concreta porque se supone que tengas que serlo. Al final somos cambiantes y lo auténtico es poder verlo sin más.

      Muchas gracias por compartir tus palabras, por aquí puedes hacerlo cuando quieras 😉

      Abrazos!

      Responder
  4. Wuao, me conecté, con todos los artículos, pues siempre he pensado que no sé quién soy, porque dependiendo del pie con el que me levante, me autodefino y todos las opciones que utilizo son válidas. Ahora bien, según lo leído aquí soy única, soy todo y soy nada, me gusta la interpretación que les di a tus palabras… o simplemente busco afinidad en esta teoría, ¿para que seas tú quien me defina?

    Responder
    • Hola Corina, gracias por tus palabras. En realidad nadie podría definirte porque lo que eres está más allá de las palabras y los conceptos. Está claro que podemos fantasear con ideas para tener la sensación de saber quienes somos pero siempre serán solo ideas. Me alegro mucho que conectaras con las palabras que no pretenden decir nada sino apuntar a una dirección de lo que ya eres 😉

      Me gustó mucho cuando dices: soy única, soy todo y soy nada…

      Responder

Deja un comentario