¿De Dónde Surgen los Pensamientos?

Los pensamientos llegan sin más...

No eres tú quien los piensa, si crees que tú eres lo que piensas realmente un pensamiento no puedo pensar. El pensamiento simplemente aparece, tú no eliges lo que piensas.

Esto en un primer momento puede parecer algo confuso. Ya que si no eres tú realmente el que elije lo que piensas de alguna manera dejas de tener el control de lo que ocurre.

Tenemos la creencia muy arraigada de que somos lo que pensamos, de que tú eres el dueño de tus propios pensamientos, dueño de tus decisiones, pero... ¿hasta qué punto? ¿Alguna vez lo has cuestionado?

El pensamiento llega, tú no eres dueño de él, simplemente aparece en tu consciencia (llámalo como quieras). Te llega ese pensamiento y te adueñas de él.

Dices... "soy yo" el que he pensado esto, pero ¿quién es ese yo que lo piensa? si no otro pensamiento...

Existe un flujo de pensamientos que llegan sin más y si somos honestos a veces los seleccionamos y elegimos lo que nos conviene. Este me gusta con lo cual me quedo con él y el otro que no me gusta intento evitarlo "echándolo" hacia otro sitio (y la mayoría de veces vuelve a aparecer).

Nos convertimos en seleccionadores de pensamientos. Este me conviene por lo que este si soy yo y este que me acaba de llegar no me gusta, con lo cual esto no soy yo. De tal manera que conformamos nuestra personalidad con una serie de pensamientos que elegimos y nos hace sentirnos como si tuviéramos una identidad.

Por eso a menudo cuando llegan pensamientos que no queremos pensar simplemente llegan y es la realidad. Esto normalmente nos hace sentir mal, es como ir en contra de lo que está ocurriendo.

En lo más profundo de nosotros, nuestra mentalidad está muy entrenada para hacernos creer que somos lo que pensamos. Ya que el movimiento es muy rápido, en el momento que aparece ese pensamiento, la mente automáticamente se identifica con ese pensamiento haciéndonos tener toda la atención en él. Después, si podemos ver el significado que tiene para nosotros ese pensamiento pasaremos a ser víctima de la emoción que genera ese significado. Si en cierto modo le hemos dado un significado "positivo" quizás nos pueda producir placer o buena sensación. Si de lo contrario el pensamiento le hemos dado un significado "negativo" pasaremos a tener un sentimiento de mal estar. Pero de ambas maneras seguimos siendo efecto de aquel pensamiento que nos ha llegado.

A lo que en muchas ocasiones cuando ese pensamiento "no es bueno" se le suma una gran culpa porque en cierto modo si creemos que lo hemos pensado nosotros nos hará sentir culpables. Sin embargo no has elegido pensarlo...

Todo esto es un mecanismo muy sutil, muy complejo y muy profundo que sucede muy rápido... o por lo menos es lo que experimento, o lo que me llega a mi consciencia, ¿cómo ves todo esto? ¿Tiene algún sentido para ti todo esto?

La naturaleza del pensamiento simplemente llega, no eres tú el que lo piensa, simplemente surge, aparece. Y posteriormente surge esa identificación de "yo he pensado este pensamiento". Sin embargo eso es otro pensamiento y un pensamiento único no puede pensar, un pensamiento no tiene esa capacidad.

De alguna manera todo esto te coloca en una posición de observar simplemente como surgen los pensamientos, cómo aparecen y de alguna manera ver que toda esa fiesta no eres tú quien la está montando. Cuando puedes  ver todo esto, en cierto modo no hay ningún problema con que los pensamientos aparezcan, puedes estar bien con todos ellos.

Simplemente hay una sabiduría o conocimiento hacia cada uno de ellos dejándolos desfilar y suceder sin más. Y si te ves intentando identificarte con ellos sabes en lo más profundo de ti que forma parte de la doctrina de esa mentalidad que en cierto modo no tiene sentido.

Por lo que puedes descansar en un espacio donde te coloca como espectador de todo ese vendaval de pensamientos que van y vienen, sabiendo de una manera más profundo que no eres nada de esos pensamientos. Simplemente eres quién puede ver a esos pensamientos. Podría decirse que eres esa consciencia (llámalo como quieras) que es testigo de todo ese significado de palabras y etiquetas que van y vienen.

Ser consciente de todo esto te coloca en un punto de liberación y paz ante la naturaleza humana y de alguna manera puede quitar un gran peso de encima el saber de una manera más profundo que no eres tú quien lo está pensando.

Gracias por Leer imagen

Deja un comentario